Entremés: de ñapas a ñaqui

Por: Rita Isabel

IMG_0636 (640x427)

Ventolera

ramo de nomeolvides

parpadeo ante tu visita

     La ventolera de marzo trajo hasta aquí las Ñapas de Como semblanzas o seis relatos pasajeros. Respecto a qué son las Ñapas, como mencioné en la Nota previa o los recovecos del titular del libro: Quizás son un acto de justicia tardía para reivindicar a los poemas que escribí en una época en que ansiaba escribir cuentos. O, tal vez, son un capricho más de esta osadía de palabras. A fin de cuentas, entre ñapa y ñapa lo que hay es puro cuento revestido de semblanza. En fin, que entre cuento y cuento el lector de Como semblanzas o seis relatos pasajeros se topa con estos intentos-poemas (o poemas-intentos) que salpican de color las historias que se narran; y reafirman la ligereza de lo pasajero en cada cuento. Esperamos que disfruten de este ñaqui de nuestro libro viajero.

Rita3.0

Solo un pasillo

Solamente un pasillo;

espacioso acogedor,

frío y añejado,

con sonido ahuecado,

disuelto, definido,

esperado y aliado.

En noche de olor a rancio

de miradas despreocupadas

 de risas que narran caricias,

por la ausencia de luz

en el hueco exacto

que traza mi cuerpo.

Sólo un paso;

nombrado, dibujado

en un pestañear

en un suspirar

perdido, despedido

pensado y amado.

Ñapa: color rojo laberinto

¿Qué quiere usted?

Ambos a dos

el inicio del desencuentro

ambos a dos

un instante de desamor

ambos a dos

matarile, rile, adiós.

Ñapa: color ausencia de luz

Rita4.0

Deprisa

El cielo está gris,

de un gris sonrosado,

a su lado

o a diestra y siniestra,

ronronea

el rugir constante

de la falacia tiempo…

montada en cuatro, seis

o diez ruedas.

Ñapa: color rosa extemporáneo

¿Por qué nadie llora?

(Ayer a Madre Teresa, hoy a la legión de niñas)

Bajan cabeza, comentan pesares

llueven palabras, comparten lugares

ninguna mejilla brilla de mares

ningún adiós moja su viaje.

Ñapa: color verde esperanza

Rita4

Tanteo por dos versos

Ese admirable rey mago

entintado de marrón,

ese tierno anciano sabio

de negra azúcar su piel,

ese amable amigo negro

de espíritu musical…

Esa niña joven tímida

de arena color su piel

que en su mirada refleja

una sonrisa a los tres

en una caricia teje

el amor que ya no fue.

Ñapa: color café con un toque de verde limón

Breves

1

 Después de cauta espera

el alma vibra

de asombro y sorpresa.

2

El gris de la penumbra

sólo espera,

el asalto del reloj.

3

Adherida al retorno

tras largo viaje

zozobra y sombra.

4

Aprendiz apacible

el sueño vence,

la noche avanza.

5

Saludar al gris del alba

es inmutarse

ante el eco del reloj.

6

Medio sordo,

el siniestro escucha

el palpitar de la falacia tiempo.

Ñapa: color azul infinito

Licencia Creative Commons

2 comentarios en “Entremés: de ñapas a ñaqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s