Primera Entrega: Vejigante al acecho 5

Por Manuel A. Santos Collazo

  1. Nadie vio nada:

El detective Garay supo la respuesta antes de hacerle la pregunta: no jefe, yo no vi na. El vagabundo que había encontrado el cadáver seguía repitiendo lo mismo una y otra vez, pero aún se percibía en sus ojos la imagen de lo visto y que nunca podrá olvidar.

Ni en el “Bori” ni en la “La Greca” fue identificada la víctima por los cantineros, aunque bueno con la cantidad de gente que viene los jueves, oficial, es difícil recordar los rostros le explicaron  al detective.

Continuará…

Licencia Creative Commons

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s