Historia de cómo a la sietemesina Antonia le brotaron personitas

Ayer abuela cumplió 99 años. Hoy, a un día de su año nuevo personal, comparto un intento de libreto que escribí cuando todavía no me había apalabrado del todo y Libros Pasajeros ni siquiera era una idea. Me inspiré en las “Ventanas sobre la palabra” del libro Las palabras andantes de Eduardo Galeano. Con mis Tres Santos Sobrinos, la participación musical de mi primo Pedro y Chabela, el apoyo del familión montamos el libreto para celebrar un cumpleaños de abuela. Fue al aire libre en el monte que habito. Sonrío cada vez que leo el libreto y veo las fotos de ese día. Esta es una invitación a sonreír porque como diría Galeano de tiempo somos… y de palabras.