In sécula seculórum

Por: Rita Isabel La abuela con el nombre de flor inestimable y los apellidos floreados llegaba al siglo que pensaba que ya había alcanzado. Recordé cuando, un año antes, me dijo con certeza en contentura: Envejecer, todos queremos envejecer, todos queremos llegar al siglo. Es lo mejor… A todos les gusta llegar a los últimosSigue leyendo “In sécula seculórum”