La No Década (Segunda entrega: Letras y viajes)

…los viajes, porque nos enriquecen de recuerdos, agrandan la vida.

Adolfo Bioy Casares

La intención debe ir acompañada de la acción para que se consiga la obra.
La intuición es sabia, pero de nada sirve si no se sabe a dónde va o de dónde viene.

X. Azofra Carballo

En el paraje donde se grabó “Guerreros” descubrimos el compromiso social, el respeto al público, la búsqueda de la belleza y el lúdico humor que caracteriza a Calamity. Con naturalidad, sinceridad y una dosis espontánea de buen humor salpicado de seriedad contestaron a los comentarios de sus seguidores en las redes sociales. Asimismo, los escuchamos responder a los cuestionamientos o críticas a su nuevo álbum. Todo llega a su final y la primera entrevista cerró con un reto en el que escuchamos a “Guerreros” en versión de parranda.


En conteo regresivo bajamos del monte para rememorar la época nómada o gitanesca de la banda. Lo que pensamos sería una conversación breve se trasformó en un viaje, del que se nos hizo difícil regresar. Escuchamos las anécdotas de sus giras que, con un poco de ingenio calamitoso, podrían generar una canción: dedos entumecidos por el frío, desalojos por los bomberos, entrevistas que congelan el alma, accidentes, tocar con baterías como latas de galletas, trucos de sobrevivencia, parajes en medio de la nada, apuestas con desnudos/desayunos, despedidas de año en cuarto de motel, navidad boricua lejos de la isla, cumpleaños alejados de la familia y discrimen. Conversamos sobre: ¿cómo conciben y escriben sus canciones?, ¿si consideran que sus letras son literatura?, ¿cuáles son sus planes respecto a nuevos destinos para sus giras? Al final de la remembranza otro reto musical (la revancha de aquellos años en que fueron mis estudiantes) llegó de la mano de Bob Dylan y sobre todo de Jimi Hendrix.


No le temas al tiempo de la entrevista. Vale la pena. Escúchala mientras vas de camino al trabajo o de regreso. Calamity es buena compañía cuando hay tráfico a velocidad de lapa después de un día de trabajo. Parece que los viajes, además de llenarnos de recuerdos y con ello agrandar la vida, también alargan las conversaciones. Disfruten de una plática familiar con Eduardo, Bernardo, Gonzalo y el silencioso Fernando. ¡Enhorabuena por ser parte de la No Década! Regresen al otro lado del espejo en esta segunda entrega.

Publicado por Libros pasajeros

...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s