La No Década (Tercera entrega: Tradición y propuesta)

Ser para “los otros” no tiene para mí interés.

Lo que me interesa es ser para nosotros.

Universal, pero universal diferenciado. Si no, no.

Juan Ramón Jiménez

Por: Rita Isabel

Si pensaron que después de la entrevista de nunca acabar de la semana pasada agotamos todos los temas para dialogar con Calamity… Aquí está la tercera entrega. Varias de las vivencias que compartieron entre “Letras y viajes” aluden a su nombre: el no lugar de ensayo por la incomprensión de los vecinos acompañada de la presencia policiaca para detener los ensayos, el discrimen que sufrieron en Estados Unidos al querer tomar café, el reto de no saber con qué batería contarían para cada función en su primera gira, las alarmas contra incendios, estar perdidos en medio de la nada, en un país que no es el propio, y sin señal… ¿Y ahora qué?

En cuenta regresiva llegamos hasta La Respuesta. Cada conversación nos lleva a elaborar una contestación a la pregunta: ¿qué hace memorable aquel 31 de octubre de 2009? Pero sobre todo cada entrevista nos acerca más al origen de la banda.

De entrada, hablamos de sexo, drogas y… orgasmos cerebrales y penes al aire. Es probable que se sorprendan con lo conversado. Ante preguntas como ¿cuál es su preparación musical? La respuesta de cada uno devela sus raíces musicales y con la voz de Fernando, una vez más, Calamity nos revela lo que es su esencia. Mientras al escuchar a Gonzalo, cuando habla del primer “riff” que escucha en su vida, descubrimos que hay influencias musicales en la banda que, podríamos pensar, son más significativas que Metallica. Una vez más, en la voz de Eduardo y Bernardo la gratitud al público y a las críticas se reafirma.

Para los conocedores de la música y los puristas del “thrash metal” podrán constatar sus sospechas; la banda que se ha caracterizado por sonar clásica (“old school”) experimenta con música folklórica de Puerto Rico y otros ritmos: la bajada andaluza, seis dorado, bachata, bolero, trap… El tabú del español no es el único que superan en Kairos. Libros Pasajeros, evidente y consecuentemente se aleja de la objetividad, me declaro culpable por la falta de imparcialidad, pero siempre he sido partidaria de lo que llamo Guardarrayas difusas y de nuestra lengua vernácula.

¿Qué otros asuntos conversamos? Toca pasar al otro lado del espejo y escuchar o ver la entrevista. Si lograron regresar del nunca acabar de “Viajes y letras”, disfrutarán “Tradición y propuesta” de La No Década.

Publicado por Libros pasajeros

...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s