Ni fu ni fa: Enfoque

Por: Rita Isabel

           Desde la vaguedad de una distancia considerable, y al partir de esa perspectiva, es solo un punto minúsculo en el que podría ser un retrato impresionista de una visión anónima compuesta por: arena, mar, espuma, olas en vaivén, cielo, montañas de fondo y siluetas. No obstante desde una imprecisión a una distancia menor, lo que el movimiento pintó en trazos difuminados ahora es un paraje mar, un paisaje costa. Al ajustar aún más la distancia para lograr la fidelidad de la imagen gracias al acercamiento, lo difuso se reconoce, lo difuminado toma forma y deja en el recuerdo la imagen impresionista para presentarse en el ahora con la exactitud de una fotografía.

          El ángulo no precisa la hora. En una primera mirada rápida, la atención recae en el lado izquierdo del paraje: las espaldas cargadas de sacos repletos de lo que parece ser lo mismo. El rumbo de todos, desde la perspectiva que se observa, se muestra inequívoco, directo y como con destino de trueque. Las huellas en la arena se unifican y se anulan, el rastro colectivo borra su propio paso. Entre esas pisadas, que dan la espalda, un tinglar se arrastra en ángulo perpendicular y su rastro en la arena interrumpe las huellas que ha dejado ella. Ella es el punto a la derecha que, después de una segunda mirada atenta, retiene la atención.

          Camina en trayectoria que diverge de la dirección de los que marchan hacia lo que podría ser el canje. Avanza, atrecha, va de frente; parece alejarse del trueque. Sus movimientos gráciles, su piel bruñida por el sol, su andar de apariencia orgánica contrastan con el andar de los otros, que se hunde… Después de una tercera mirada, la vista recae totalmente en ella, que previo a este instante fue tan anónima como el paraje que en este momento pasa a un segundo plano por el límite visual de una distancia próxima. A partir de este punto de vista todo es ella y el resto parece esfumarse; mas al paso que marca en la arena, en un próximo acercamiento, que sin un ajuste certero, puede que no entre en el campo visual. Desde la precisión de una distancia imperceptible, y al partir de esa perspectiva de rápido enfoque, la imagen que se amplía carece de forma reconocible por la proximidad a lo observado; ahora solo se alcanza a ver píxeles.

Licencia Creative Commons

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s