Primera Entrega: Vejigante al acecho 4

Por Manuela A. Santos Collazo En la escena: Cerca de donde había sido arrojado el cadáver, se logró hallar una billetera: dentro solo se encontraron dos dólares, una tarjeta del tren y una identificación de estudiante. El cuerpo se encontraba demasiado deforme para identificarlo correctamente y, a parte de la billetera y su ropa, laSigue leyendo “Primera Entrega: Vejigante al acecho 4”

Primera Entrega: Vejigante al acecho 3

Por Manuel A. Santos Collazo   Otro caso más de asalto: Otro caso de asalto y asesinato, sentenció uno de los oficiales, a modo de saludo para el detective. ¿Asalto? La víctima no había tenido tiempo ni para sorprenderse antes de que su atacante comenzara, con escalofriante precisión, a torturarlo hasta la muerte. Fueron lasSigue leyendo “Primera Entrega: Vejigante al acecho 3”

Primera entrega: Vejigante al acecho 2

Por Manuel A. Santos Collazo La eficiencia policiaca: Ya estaba entrada la mañana cuando la pronta respuesta forense llegó al lugar. El detective Garay ya se encontraba en el lugar de los hechos y analizaba la escena, mientras finalizaba de sorber el líquido de su acostumbrado vaso desechable de café. Como de costumbre, los oficialesSigue leyendo “Primera entrega: Vejigante al acecho 2”

Primera entrega: Vejigante al acecho 1

Por Manuel A. Santos Collazo El charco en la cuneta: Apenas era la una de la madrugada y todo su canto ya estaba lleno de carros; al “Te lo velo” se le había hecho la noche. Por esto, decidió marcharse con su pequeño botín más temprano de lo que acostumbraba; se dirigió al puente peatonalSigue leyendo “Primera entrega: Vejigante al acecho 1”

Casi, casi

Tenga la bondad (Alias: Casi, casi) Por: Rita Isabel           Tenga la bondad de inclinar la cabeza, por favor. Tecleo esas palabras con la sensación de ser víctima de lo que el sociólogo Robert K. Merton llamó profecía autorrealizada o autocumplida, concepto que deriva del teorema de Thomas: Si una situaciónSigue leyendo “Casi, casi”